Independiente del Valle: corazón de la selección de Ecuador

Ecuador ha tenido un comienzo prometedor en la clasificación a Qatar 2022 y la clave está en el torneo local, en Independiente del Valle.

Sin duda, la mayor sorpresa de las primeras dos jornadas de la eliminatoria sudamericana fue el nivel demostrado por la selección ecuatoriana. En específico, algunos de sus jugadores que marcaron goles e impusieron condiciones de local a Uruguay (ganando 4-2) y jugaron de tú a tú a la selección argentina, aunque perdieron de visitante 0-1. ¿De dónde salió este puñado de jugadores que responden todos por los colores de su país? La clave de Ecuador está en el torneo local, en Independiente del Valle.

Alguno me parecía conocido, así que bastaba pesquisar un poco para recordar que esos jóvenes futbolistas forman parte de ese club, uno de los que tiene mayor intensidad de desarrollo en un corto período en el mundo.

Sí, es de Ecuador.

Nacimiento y desarrollo de un club

Su nombre completo: Club Especializado de Alto Rendimiento Independiente del Valle. Conocido nada más como Independiente del Valle, es un club que apenas fue constituido oficialmente el 16 de julio de 2014 ante las máximas autoridades deportivas ecuatorianas. Digamos que fue una refundación del club, pues ya tenía una historia previa.

Tenía otros nombres y jugaba en competencias provinciales, zonales y nacionales hasta que por fin logró situarse en Primera División A de Ecuador, en específico en el año 2010.

Cuando se fundó, en 1958, se llamaba Club Deportivo Independiente, puesto que el zapatero ecuatoriano José «Pepe» Terán, primer presidente que hacía las veces de jugador y capitán del equipo, era un aficionado del club argentino Independiente de Avellaneda.

En el 77 pasa a llamarse Independiente José Terán, donde comienza un periplo entre el amateurismo y el fútbol profesional, hasta el mencionado año 2014, cuando comienza su refundación y ascenso.

Pero en 2013 logró competir en la Copa Sudamericana. En 2014 y 2015 participó en la Copa Libertadores, sin pena ni gloria.

¿Por qué recordamos a Independiente del Valle (IDV)? Por su gesta de 2016 en Libertadores. Que lo cuente el propio club:

En el año 2016, IDV clasifica nuevamente a la fase previa de Copa Bridgestone Libertadores, eliminando a Guaraní de Paraguay pasando a integrar el grupo 5 donde enfrentaría a rivales como Atl. Mineiro, Colo Colo y Melgar. Esta fase la culmina como 2do. en su grupo y pasa por primera vez en su historia a Octavos de Final en donde eliminaría a River Plate, actual campeón del torneo, disputó los Cuartos de Final frente a Pumas de México y lo eliminó en su propia casa a través de la vía de los penales. Hoy IDV está dentro de los 4 mejores equipos de Sudamérica, escribiendo un capítulo de oro en su corta historia.

Fue más heroico aún. Lo que no cuenta el club, inexplicablemente, fue que logró ganarle a Boca Juniors en semifinales, convirtiéndose en el primer equipo en la historia en ganarle a los dos grandes de Argentina en un mismo torneo continental.

Además, le valió el pase a las finales, que perdió contra Atlético Nacional, de Colombia. En un chasquido de dedos, Independiente del Valle terminó coronándose subcampeón de la Libertadores cuando apenas estaba comenzando a dar sus primeros pasos históricos en el fútbol de alta categoría.

Esto no termina aquí: Independiente del Valle se convirtió en campeón de la Copa Sudamericana 2019. Eso fue hace poquito y pasó desapercibido para muchos.

Incluso logró el campeonato de la Copa Libertadores en la categoría Sub-20 a principios de este año.

Y sigue dando de qué hablar en la máxima competición del continente sudamericano.

El ascenso de este club ha sido vertiginoso; no existe comparación en otro continente, ni siquiera en Europa. Incluso la comparación con el Leipzig -revelación europea- no es propicia porque el club alemán no ha ganado nada aún.

Independiente del Valle es el ejemplo vivo de que con mucho dinero (tiene patrocinadores como DirecTV, Chery, LATAM Airlines y KFC), acertada gestión en el reclutamiento y desarrollo del talento, más las ganas de competir por títulos, se pueden alcanzar grandes cosas en el fútbol sudamericano.

El futuro es ahora en la selección de Ecuador

El argentino Gustavo Alfaro, seleccionador de Ecuador, tiene a disposición un buen grupo de jugadores que forman parte de este club de rápido ascenso.

Los mismos jugadores de Independiente del Valle formaron parte de la selección ecuatoriana que quedó campeona del sudamericano Sub-20 y semifinalista del Mundial de esa categoría el año pasado.

El mediocampista Moisés Caicedo es considerado una joyita del fútbol continental. Con 19 años vive un momento muy dulce: no solo contiene a los futbolistas más talentosos del equipo contrario (no dejó resquicio a Federico Valverde contra Uruguay), sino que consigue asistir y anotar con contundencia.

Ángelo Preciado es lateral derecho pero puede jugar como extremo, dándole versatilidad a sus equipos y siendo clave tanto en ataque (su mayor virtud) como en defensa (de estima). De 22 años, ha sonado para Boca Juniors.

Beber Caicedo juega en el lateral izquierdo, y ha compartido glorias con sus otros compañeros de club y de selección en diferentes categorías.

Alan Franco Palma y Gonzalo Plata ya forman parte de otros clubes, pero dieron sus primeros pasos en Independiente del Valle. El primero fue a Atlético Mineiro, en Brasil; el segundo fue al Sporting de Lisboa por una millonada en 2019.

Ambos son jugadores de mucha potencia y desequilibrio. Sobre todo Plata, quien posee velocidad, regate y gol. Un extremo cuya progresión hay que tener en cuenta: tiene apenas 20 años.

Con esta camada, Alfaro tiene con qué desarrollar el fútbol ecuatoriano. Incluso podría considerarse la selección de Ecuador como una competidora de los últimos dos puestos de Conmebol en la carrera por participar en la fase final del Mundial Qatar 2022.

El técnico argentino tiene a disposición el corazón de Independiente del Valle, campeón de reciente data, para el futuro que estamos presenciando con la selección ecuatoriana.

Deja un comentario