El Everton de Ancelotti y James

Algunas claves de cómo el Everton de Carlo Ancelotti y James Rodríguez amenaza con asaltar a los grandes en la Premier League de Inglaterra.

La llegada de Carlo Ancelotti al Everton en la navidad de 2019, sustituyendo a Marco Silva  debido a los malos resultados que estaba encadenando el equipo, produjo en primera instancia un cambio anímico en la plantilla. La figura de un director técnico triple ganador de la Champions League siempre produce motivación en los jugadores para creer que los partidos se pueden ganar y que es posible aspirar a cosas mayores. Aunque con su llegada a mitad de temporada solo se esperaba que el equipo no fuese al descenso, se sabía que el proyecto del italiano iba a empezar a ver frutos realmente era en la temporada 2020-2021.

El equipo de la ciudad de Liverpool venía con altibajos en las últimas temporadas, donde habían desfilado grandes directores técnicos: David Moyes (2002-2013), Roberto Martínez (2013-2016) o Ronald Koeman (2016-2017) daban la sensación de que el proyecto deportivo era sólido para pelear las primeras plazas de la Premier League de Inglaterra. Nada más alejado de la realidad. Su mejor participación fue de la mano de Moyes, en 2005, logrando un cuarto lugar para clasificarse a la UEFA Champions League.

Pero desde 2016, año en que toma el control del club Farhad Moshiri, la apuesta cambia. Jugadores de élite y un nuevo estadio digno del equipo al que aspira su presidente se convierten en la bandera de un proyecto que busca hacer del Everton un equipo reconocido. Dentro y fuera de Inglaterra.

Carlo Ancdelotti on the sidelines
Carlo Ancelotti dirige un partido con el Everton en la temporada 2020-2021. Fuente: evertonfc.com

Moshiri no es un extraño dentro del mundo del futbol. Ya había desarrollado una gestión notable como accionista del Arsenal, en el que estuvo desde 2007 hasta 2016, llegando a poseer el 29% de las acciones. En 2016 decide vender su participación dentro los gunners para hacerse con el 49% de los toffes y emprender la difícil tarea de hacerlo un equipo ganador.

El Everton marca Ancelotti

El comienzo con Ancelotti no dio muchas pistas de lo que iba a pasar esta temporada. Llegó durante el invierno a un equipo que estaba en la posición 15 de la tabla para terminar en el puesto 12, dispuesto a trabajar en nuevas incorporaciones e implantar su estructura de trabajo donde la empatía y el trabajo psicológico son claves para sacar el mejor rendimiento de sus jugadores.

Para 2020-2021 lo primero que hizo durante el mercado de fichajes fue buscar a jugadores de los que ya conocía su rendimiento y sabía de primera mano qué podía obtener de ellos: Allan llegó proveniente del Nápoles como el mediocentro elegido para el proyecto y no ha defraudado. Ha jugado todos los partidos salvo por la lesión que acaba de tener recientemente.

El jugador francés Doucouré fue el siguiente. Llegó proveniente del Watford, jugó el pleno de partidos como mediocentro ofensivo y se convirtió en una pieza fundamental en la alineación del italiano.

Nkounkou llegó como joven promesa de la temporada. Con 19 años, el lateral francés proveniente del Olympique Marsella II, fichó por tres años, dejando al equipo que lo formó antes de dar el gran salto al primer equipo. Ha demostrado madurez y criterio a la hora de jugar. Por ello, Ancelotti ha decidido darle minutos y confianza.

James Rodríguez y el buen arranque del Everton

Pero la gran apuesta de la temporada del director técnico, y que está cumpliendo todas las expectativas, es la contratación de James Rodríguez, proveniente del Real Madrid.

El colombiano venía del equipo español sin minutos y sin la confianza de Zidane. Había sido cedido al Bayern de Múnich, donde logró jugar y ganar títulos. Pero tomó la decisión de volver al Madrid para intentar hacerse con un puesto, sin poder lograrlo. James, en sus primeros 7 partidos oficiales marcó 3 goles y dio 4 asistencias. Y busca demostrar que sigue siendo el mismo jugador desequilibrante de Brasil 2014.

Sin embargo, no solo los nuevos jugadores son aquellos que están dando la talla en el Everton. También están rindiendo jugadores que ya tienen tiempo en el club y están demostrando por qué están ahí. Dominic Calvert-Lewin es la prueba de ello. Con 23 años, este delantero que lleva cuatro temporadas en el club, se ha echado encima la responsabilidad de la ofensiva, logrando un comienzo prometedor de 6 goles en 4 partidos.

Actualmente, el Everton es primero en la tabla, y tanto Ancelotti como Calvert-Lewin han sido premiados como mejor entrenador y jugador del mes de septiembre en la Premier, respectivamente.

El equipo que viene apunta a grandes cosas. Incluso, a plantearse como un fuerte candidato a ganar la Premier esta temporada. Aún es muy pronto para aseverar cosas, pero este equipo sabe que puede jugar de tú a tú con los más grandes. Lo ha venido demostrando en el joven campeonato.

Deja un comentario