Un acercamiento a la vida secreta de las plantas

¿Se comunican entre sí las plantas? Al leer esto deberías dejar de subestimarlas.

Ciencia y tecnología

Por:

Foto: jplenio/Pixabay

En esta vida me he topado con mucha gente que extrañamente piensa que sólo el Homo sapiens es capaz de sentir y comunicarse. Algunos de ese (lamentablemente, a mi juicio) no tan selecto grupo, aceptan la comunicación como tal en algunas clases de vertebrados (animales con vertebras), PERO ¿en plantas?, “te volviste loca”.

2+2=4

Las plantas no sólo están desde hace mucho más rato que nosotros en este planeta, sino que por los vientos que soplan, permanecerán mucho más tiempo que nosotros también. Eso merece respeto.

En todos los textos del mundo se hace referencia a las plantas como SERES VIVOS, y no tendrán un cerebro con miles de millones de conexiones, pero están VIVAS, y no son precisamente ellas las que tienen a este planeta al borde de la destrucción, todo lo contrario, son las que nos están salvando.

Plantas 3 – Humanos 0.

Pero bueno, entremos al área de los hechos científicos:

Aunque las plantas no tienen órganos sensoriales como los vertebrados, varios estudios han demostrado que son capaces de percibir olores, oír y reaccionar ante probables amenazas.

1. En diversos estudios científicos se ha confirmado que cuando las hojas de las plantas rozan con ramas y hojas de las plantas vecinas, estas cambian sus estrategias de crecimiento, ya sea frenándolo debido a las condiciones de “hacinamiento”, o desvían recursos del desarrollo de las raíces para expandirse más rápidamente sobre la superficie.

2. Un grupo de científicos de la Universidad de Exeter, Reino Unido, se dio cuenta que al cortar una hoja de una planta perteneciente a un huerto, el vegetal emitió un gas especial con el objetivo de advertir a sus vecinos sobre el peligro. La consecuencia fue que las otras plantas cambiaron inmediatamente su composición bioquímica, produciendo sustancias tóxicas que usualmente sirven para repeler insectos dañinos.

3. La D.C. Yazmín Carreón Abud, profesora e investigadora titular del Laboratorio de Genética y Microbiología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en México, explica que las plantas también se comunican entre sí por medio de complejas redes constituidas por hongos.

Estos hongos forman un conjunto de finos hilos, llamados “Micelios”, los cuales se unen a las raíces de las plantas, comunicando al menos dos de ellas. Esta unión de hongos con raíces se conoce como “Micorrizas”.

Esta red microscópica que ayuda a la absorción de nutrientes forma una autopista biológica, algunos investigadores incluso la han denominado “Wide Web”, la cual funciona muy parecido a nuestro Internet, permitiendo que las plantas se comuniquen entre sí, se pueden pasar los nutrientes entre ellas así estén a distancias muy lejanas.

Pero esta «Wide Web» también es susceptible a ciberataques, por ejemplo, algunas especies de orquídeas no tienen la clorofila necesaria para la fotosíntesis y explotan a los hongos para tomar sus nutrientes, necesarios para la supervivencia de las plantas circundantes. Otras especies liberan toxinas en la red para dificultar el crecimiento de las plantas de los alrededores, en la lucha por los nutrientes y agua.

Un grupo de investigadores suecos comandados por Velemir Ninkovic de la Universidad de Ciencias Agrícolas de Uppsala, en Suecia, estudió la comunicación de las plantas a través de estas redes, descubriendo que en entornos full de plantas, estas secretan sustancias químicas al suelo que impulsan a las demás a crecer con más fuerza, probablemente para evitar quedarse a la sombra.

Además, las plantas de estas comunidades advierten a sus vecinas de ataques de diversas plagas a través de esta compleja red de comunicación. Y por si fuera poco, las plantas también son capaces de detectar si están rodeados por “extraños” o por sus propios parientes. El estudio del equipo de Velemir Ninkovic está publicado en la revista PLOS One.

Cualquier parecido con nuestra realidad NO es pura coincidencia…

4. Por último, aunque suene increíble, las plantas también “sienten”. Ellas no tienen un sistema nervioso, pero sí tienen membranas proteicas que les sirven para detectar las condiciones en el ambiente.

Recientemente, un grupo de investigadores mapearon las relaciones bioquímicas de más de 200 proteínas en las plantas. Los resultados, publicados en la revista Nature, sugieren que las plantas contienen en sus membranas exteriores enzimas receptoras que reconocen señales químicas. Luego, mandan la señal para que se activen mecanismos de defensa en las células dentro de las plantas. Mecanismo muy parecido al del funcionamiento del sistema nervioso de nosotros, los súper increíbles, únicos y mejores de todo lo que existe, los humanos.

Los seres humanos ciertamente somos increíbles, pero lo somos porque formamos parte de un todo que lo es aún más. Cualquier forma de vida está perfectamente adaptada a su entorno y es capaz de evolucionar, en eso todos los que habitamos este planeta somos iguales. Y mientras más usamos nuestra inteligencia para conocer a las demás especies, más queda claro que no somos la pepita del mundo.


Si quieres investigar más sobre el tema:

Camargo-Ricalde S.L. et al. 2012. Micorrizas: una gran unión debajo del suelo. Revista Digital Universitaria, 13(7):1-18.

http://www.revista.unam.mx/vol.13/num7/art72/art72.pdf

UPLIFT. 2015. Plants communicate using an internet of fungi.

http://upliftconnect.com/plants-communicate-using-an-internet-of-fungi/

 Santamaría-González F. 2012. Redes de micorrizas, simbiosis y tipos de asociaciones para las comunidades.