Semifinalistas de Rusia 2018: cuatro proyectos que se juegan en el mediocampo

Más reciente

Por:

Los mejores cuatro equipos del Mundial de Rusia 2018 son el resultado del acertado trabajo de cada una de sus federaciones, las cuales salieron a detectar y resolver los detalles de su fútbol. Federaciones que se atrevieron a cambiar y hoy sus selecciones saben cómo deben jugar.

Croacia

Luego de quedar séptima en la Eurocopa de 1996 y tercera en el Mundial de Francia 1998, la Federación Croata de Fútbol (HNS) comienza un nuevo proceso en 2012 que les permite jugar 7 partidos en Rusia 2018. Con el mítico Davor Suker al frente de la HNS, se detecta que el problema está en la preparación física, no en el talento. Desarrollaron un plan de preparación física que se aplicó en los clubes y en la selección, con el objetivo de que el jugador pueda usar la totalidad su talento durante los 90 minutos de juego. El talento debe ser exclusivo para jugar a primer nivel. La HNS decide que el fútbol, en todas las categorías de selección, se juega 4-1-4-1. Luka Modric, Ivan Rakitic, Ante Rebic e Ivan Perisic forman una línea de 4 en el medio campo, con Brozovic detrás como 5, que permite el control de la zona, cortando el balón y manejando los tiempos para lanzar al ataque con pases filtrados a los laterales Ivan Strinic y Sime Vrsaljco, o buscar, con los mismos pases filtrados o centros desde las bandas, a Mario Mandzukic y a los mismos Rebic y Perisic. Todo ello, junto a la habilidad de Rakitic y Modric para pegarle desde fuera del área. Esa línea de 1-4-1 los pone cerca de la otra línea de 4 en la defensa, lo cual hace muy difícil la circulación de la pelota o la llegada de los delanteros al área croata. Se une a las 3 líneas de contención para frenar el ataque rival, pero todo se define en la acción en el medio campo y los pases filtrados. Todo ello, con Kovacic en la banca.

Inglaterra

El objetivo del proyecto de la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA) es para Qatar 2022… bueno, era. Luego de no clasificarse para la Eurocopa Austria-Suiza 2008, ganar un solo juego en el Mundial de Sudáfrica 2010 y perder dos sin ganar ninguno en el Mundial de Brasil 2014, era obvio que el fútbol inglés necesitaba un nuevo proyecto. Y de esa necesidad nace «el proyecto»: England DNA (ADN inglés). Se invirtió 100 millones de libras en un nuevo complejo deportivo. Se buscó un plan para las divisiones menores, poniendo a jugar bajo la misma idea a la sub 16, sub 17, sub 19 y sub 21. La FA vio los primeros frutos en 2017: campeones del mundo sub 17 y sub 20, y campeones sub 19 de Europa. Hoy, la selección inglesa juega 3-5-2, con dominio en el medio campo. Una línea de 5 donde dos laterales (Ashley Young y Kieran Tripper) se unen a tres mediocampistas (Dele Alli, Jordan Henderson y Jesse Lingard), siendo figura el medio ofensivo del Manchester United. Henderson ha concretado 199 pases (138 media distancia, 22 larga distancia) de 231 ejecutados, con 20 recuperaciones (4 por juego), y es él mismo la base del orden inglés.

Bélgica

Después del cuarto puesto conseguido en México 86, Bélgica no pasó de octavos de final en los siguientes cuatro Mundiales, una situación negativa que tocó fondo al no clasificarse para los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Era urgente replantear el fútbol belga. Se hizo un estudio de más de 1 mil 500 horas en las selecciones juveniles, detectando pocos toques de balón durante cada partido. Asumiendo que ese era el problema, la Real Federación Belga de Fútbol (KBVB) aprueba una serie de medidas revolucionarias, pues se desentiende del presente de la selección absoluta y arma un proyecto para los menores de 15 años. Al final, se convirtió en un tema de Estado. Se cambia el reglamento en las divisiones menores (10-12 años) para darle más fuerza e importancia a lo táctico. Se pide que se acepten a los hijos de los extranjeros. Se juega 4-3-3. Medidas que aplican para las selecciones nacionales, escuelas deportivas y clubes de fútbol. Se debía armar un nuevo ADN en una edad que aún no tenían las mañas del fútbol que se quería cambiar. Desde el Mundial de Brasil 2014 están entre los 8 mejores equipos del mundo. Bélgica regularmente juega con una doble línea de 3 en el mediocampo (dependiendo del esquema trazado por Roberto Martínez en un partido determinado). La primera con Axel Witsel en el medio, acompañado por Nacer Chadli y Marouane Fellaini. La siguiente, tiene a Kevin De Bruyne haciendo el enlace acompañado en las puntas por Eden Hazard y Romelu Lukaku. Bélgica maneja un interesante doble tiempo en el partido con Witsel y De Bruyne, consiguiendo espacios para los pases filtrados, pases que rompen los bloques del rival.

Francia

Después de la final de Alemania 2006 (perdieron ante Italia en penales) y el fin de la generación de Zinedine Zidane, necesitaban un recambio que parecía no llegaba. En la Eurocopa 2008 y el Mundial de Sudáfrica 2010 no ganó ningún partido, marcó un gol en cada torneo y recibió 10. Sin una generación de relevo a la vista, la Federación Francesa de Fútbol (FFF) apunta a un proyecto dirigido a las selecciones menores en 2010. Se logró formar a una generación interesante de jugadores (Antoine Griezmann, Samuel Umtiti, Paul Pogba, Florian Thauvin) que ganaron el Campeonato Europeo Sub 19 en 2010, quedaron segundos en el Mundial Sub 20 en Colombia 2011, lograron el sub campeonato Europeo en 2012 y levantaron la copa en el Campeonato Mundial Sub 20 en Turquía 2013. Jugando 4-3-3, tuvieron su verdadera prueba en el Mundial Brasil 2014, llegando a cuartos de final (perdieron ante Alemania 0-1). Para la Eurocopa 2016, se sumaron nuevos jóvenes al equipo y lograron el subcampeonato. Presentan un mediocampo poblado, con dos líneas de 3 (Paul Pogba, N’Golo Kanté, Blaise Matuidi; Antoine Griezmann, Olivier Giroud, Kylian Mbappé), donde se encuentra el mejor 5 del Mundial: Kanté, con 52 balones recuperados y 276 pases completados de 308 (más de 89% de eficacia) con 11 despejes.

Datos

España (3.087) y Brasil (2.447) son los que más pases buenos han dado en este Mundial, con Argentina (1.985) en séptimo lugar. Los tres están eliminados. Inglaterra (2.278), Croacia (2.186), Bélgica (2.153) y Francia (2.006) son los otros equipos con más pases acertados en este torneo. Sergio Ramos (defensa de España), con 485, es el jugador con más pases completos. Neymar (delantero de Brasil) es el que más remates ha tenido (27), consiguiendo solo 2 goles. España completó 2.083 de sus pases buenos en su propia cancha (67,5%). Argentina hizo lo mismo con el 59% de sus pases. Las 3 selecciones con más de 60% de posesión en el Mundial (Alemania, Argentina y España) quedaron fuera en octavos de final. Adiós al tiki-taka.

Resultado

La posesión no está dominando el juego, tampoco entregar la pelota y esperar. Gana quien entiende que el fútbol se juega con 5 jugadores en el medio campo con funciones específicas, aportando a la labor del otro. Contención, enganche, las bandas y el distinto, libre, para marcar la diferencia (Modric, De Bruyne, Griezmann, Henderson). Ya no se llega al área con 20 toques, sino con pases filtrados, pases entre líneas. Se ataca y defiende en bloque. Rusia 2018 es el Mundial de las federaciones que decidieron revisar y cambiar, apostando a las inferiores y al mediocampo en los últimos.