Sí, la Nutella es un grave problema

Con esta cuestión sólo hay dos posibles posiciones, y no son precisamente comer o no comer, sino «ser o no ser».

BannerCiencia y tecnología

Por:

Foto: Alexas_Fotos / Pixabay

El problema

Sólo entre el año 1990 y el 2010, aproximadamente 3.5 millones de hectáreas han sido taladas en Indonesia, Nueva Guinea, Malasia y Papúa, con el único objetivo de extender los cultivos de palma, de los cuales se extrae el popular aceite de palma.

Éste es usado en cientos de productos comestibles y cosméticos, muchos de éstos de gran distribución comercial a nivel mundial, sin contar que la mitad de la población lo utiliza para cocinar.

¿Por qué? Además de la Compañía Ferrero, fabricante de la Nutella, otras como Nestlé, Kellogg’s, L’Oreal, Colgate, Lancome, Pantene, Starbucks, Nabisco, Frito-Lay, etc., usan en sus productos el aceite de palma. Nada más Ferrero vende un frasco de Nutella cada 2.5 segundos, un crecimiento en el consumo masivo, imparable.

Entonces, tenemos a Ferrero que usa el 80% del aceite de palma proveniente de Malasia, pero un sinfín de compañías que también buscan desesperadamente el producto en cualquier otro país que se lo pueda ofrecer… como sea.

La ilegalidad

Existe en este mundo de los cultivos masivos algo llamado «certificación», el cual no es más que un sello de calidad por el cual los consumidores pagamos más con el fin de adquirir productos respetuosos con el ambiente.

Se supone que las plantaciones certificadas cumplen con metodologías que ayudan a la recuperación de los bosques y la disminución del área requerida para la producción, es decir cultivos más eficientes en menores espacios.

La certificación del aceite de palma es promovida por la Roundtable on Sustainable Palm Oil (Mesa por la Sostenibilidad del Aceite de Palma, RSPO por sus siglas en inglés), la cual debe ser vigilante del cumplimiento de las metodologías, sin embargo menos del 20% del aceite de palma que se produce en todo el mundo tiene certificación.

La mayoría de las empresas obtienen esta materia prima de proveedores no certificados que extienden sus plantaciones de forma absurda e irresponsable, ocasionando la destrucción de las selvas (hábitat del orangután) de esos países y expulsando a las comunidades locales.

En Indonesia, país del cual empresas como Nestlé obtienen el aceite de palma de proveedores no certificados, existen santuarios donde se mantienen a los orangutanes que logran sobrevivir a la matanza de las plantaciones.

Varios medios de comunicación reconocidos han hecho reportajes sobre ellos, denunciando que algunas compañías pagan a los trabajadores de las plantaciones $100 por orangután muerto, ya que los consideran una plaga.

Cerca del 90% de los orangutanes del planeta viven en Indonesia, país que cuenta con leyes que protegen a los primates, pero entonces ¿por qué las autoridades de dicho país están permitiendo la expansión de las plantaciones no certificadas, en lugares protegidos según sus propias leyes?

Las posturas

Las grandes organizaciones conservacionistas del mundo apuestan por la promoción de la certificación dentro de las grandes empresas como método más efectivo para detener la destrucción de las selvas de los países afectados en vez de llamar al boicot.

Por ejemplo, como la compañía Sinar Mas está violando las leyes de Indonesia, rompiendo sus compromisos como miembro de RSPO, varias multinacionales como Unilever y Kraft cancelaron sus contratos con el Grupo. Por otro lado, Ferrero respondió en un comunicado que ahora sólo utilizan «100% de aceite de palma sostenible y certificado».

Otras organizaciones conservacionistas tienen la opinión de que las campañas contra el consumo de aceite de palma pueden tener como consecuencia el aumento de producción de otros cultivos, como el de soya.

Y esto es un problema ya que los cultivos de aceite de palma producen de cuatro a diez veces más cantidad de aceite por unidad de terreno y requieren menos pesticidas y fertilizantes en comparación con los cultivos de soya, los cuales son culpables de más del doble de deforestación mundial que el aceite de palma.

No es sólo Ferrero

Muchas casas cafetaleras usan pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes químicos que, además de filtrarse en los subsuelos, destruyen hábitats enteros. Solo las industrias ganaderas y cárnicas quintuplican el nivel de deforestación del aceite de palma, además de los pesticidas y otros tóxicos.

El atún de aleta azul es el más popular en los restaurantes de mariscos y comida oriental, lo cual ha provocado la reducción de sus poblaciones naturales de forma crítica.

El maíz genéticamente modificado y otros cultivos transgénicos destruyen hábitats, maltratan los suelos, rompen los ciclos de nutrición, contaminan el agua y el aire, entre otras consecuencias graves para el planeta y sus socios.

El real problema de la Nutella

Una imagen del Centro de Consumo de Hamburgo, Alemania, circula en redes sociales y muestra las proporciones de cada uno de los componentes de este producto, señala Insider.

Fuente: Insider
  1. El 62% de la Nutella es azúcar, es decir, un frasco de 350 gramos contiene 21 gramos de azúcar por cada dos cucharadas. Puedes encontrar en la web cientos de trabajos científicos que señalan los varios daños que el azúcar ocasiona en el cuerpo.
  2. Investigadores de la Autoridad Europea de Seguridad Alemana (EFSA) aseguraron que el aceite de palma genera una gran cantidad de contaminantes potencialmente cancerígenos cuando se calienta a temperaturas superiores a 200°C, informa Semana.
  3. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señalaron el mismo riesgo advertido por la EFSA con respecto a los ácidos grasos (GE) que puede producir el aceite de palma.

Las altas temperaturas se utilizan para eliminar el color rojo natural del aceite de palma y neutralizar su olor, y en este proceso se forman los GE (esteres glicidílicos).

Los GE, cuando se digieren, tienen una alta probabilidad de liberar glicidol, que es un compuesto relacionado a la formación de tumores. Diversos Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos han señalado que la exposición oral al glicidol ha causado tumores en muchos sitios de tejidos diferentes en ratones y ratas de laboratorio.

Sin embargo, el estudio de la EFSA no recomendó dejar de consumir la Nutella ya que todavía se necesitan “más investigaciones” para evaluar el nivel de riesgo.

Ferrero asegura que el proceso industrial de la fabricación de Nutella utiliza una temperatura inferior a los 200ºC y una técnica de baja presión que minimiza los contaminantes, y que si lo reemplazan por otro tipo de aceite, el sabor cambiaría completamente. Además, afirman que si la empresa dejara de utilizarlo tendrían que aumentar sus costes de producción aproximadamente 22 millones de dólares al año.

¿No te parece que el que se consuma un frasco de Nutella cada 2.5 segundos es parte del problema también?

¿Será que nuestra forma irracional de consumo es la que conlleva a la tala de miles y miles de hectáreas y a la pérdida de millones de organismos vivos?

Ser o no ser racional… esa es la cuestión.