Los petroglifos y el chamán: símbolos para la meditación

En tu propia guía de meditación, los símbolos son fundamentales en relación al yo mistérico. Los petroglifos son un buen ejemplo del por qué.

Salud

Por:

Foto: Pixabay

Los petroglifos exigen una concentración especial, pues sólo la abolición del tiempo, permite escuchar la voz reveladora de los espíritus ancestrales.
Carlos Suárez

Como ya les había mencionado en las notas anteriores, al comenzar a comprender con qué se come el mundo de la meditación, recordé dos cosas: Carl Jung y los petroglifos que existen en mi país (Venezuela).

Para iniciar en la primera etapa meditativa, la Calma Mental, se necesita la implementación de mantras u objetos de atención que nos ayuden a conducirnos hacia el estado de concentración profunda. Estos objetos de atención deben ser apreciados por el practicante, éste debe identificarse en ellos.

Desde mi interpretación, no puede ser cualquier objeto que nos parezca «lindo». Jung tiene todo un discurso sobre la importancia de los símbolos culturales como base del autorreconocimiento, lo cual traigo a colación, ya que lo ideal es formar especiales vínculos de identificación con estos objetos que nos acompañarán en la larga trayectoria hacia nuestro centro.

Abolir el tiempo para acceder a los misterios

En mi caso, mi primera identificación simbólica fue con los petroglifos venezolanos, y les voy a explicar por qué.

Los petroglifos, palabra de origen griego que significa «grabado sobre roca», considerados un antecedente lejano de la escritura, son composiciones visuales que, sin importar el tiempo ni la circunstancia, quien los ve percibe la presencia de lo sagrado.

Este patrimonio cultural contiene una cantidad enorme de conocimientos, ya que se basan en las verdades de sus creadores, los cuales dejaron allí su testimonio de trascendencia material y espiritual.

Petroglifos de los Raudales de Atures
Dr Philip Riris

La trascendencia material es reflejada a través de sus conocimientos sobre la bóveda celeste, de las fuerzas naturales y cómo se conectan con nuestros ciclos de vida y psique.

Por otra parte, la trascendencia espiritual es reflejada a través del chamanismo, de las luchas espirituales de esos pueblos… Ellos sabían meditar, y bastante bien.

El chamanismo es un comportamiento común en varias culturas lejanas y no tan lejanas entre ellas, y estas coincidencias se deben a patrones compartidos que se representan a través de estructuras, personajes, situaciones y simbologías arquetípicas del inconsciente colectivo. Muchos de los petroglifos del mundo son símbolos arquetípicos que revelan vivencias emocionales ancestrales.

El chamán

Según el investigador venezolano Carlos Suárez, en su libro El contenido simbólico de los petroglifos en Venezuela, el chamán es una persona de vocación creadora y de sabiduría espiritual con una fuerte luz interior que hace visible todo el conocimiento oculto, capaz de transformarse en cualquier animal, sobre todo en jaguar y águila. Anda transitando por tierras misteriosas, accediendo a diversos conocimientos, siendo capaz de guiar a otros hacia sus propios dominios espirituales.

Cuando el chamán se convierte en jaguar, se rodea de siete entes cooperadores que lo asisten en sus curaciones, ritos y luchas espirituales. Entra en contacto con ellos a través de la música, la danza y otros métodos. En ese momento se encuentra en un estado de trance profundo, sumergido en una espiral, en total concentración (meditación), activando sus capacidades de entendimiento.

Pero lo que me parece más hermoso de su descripción es que «el chamán también es un creador, y su aporte forma el basamento ético fundamental que asegura el progreso de la cultura a la que por siempre pertenecerá su espíritu»: su pueblo.

Si hay algo que me emociona someter a un proceso analítico para mis primeros pasos en la meditación, es este hermoso símbolo, sabio y comprometido con el progreso de su gente.

Existen muchos símbolos por descubrir, y según nuestros antecedentes culturales, nos conectaremos o no con ellos. En próximas notas profundizaré en otros símbolos ancestrales llenos de historia, como El Ojo de Dios Huichol y los archifamosos Yin-Yan y Árbol de la Vida, entre otros.