«Hijo de gato caza ratón»: la historia de Lucirio Garrido

También hay deportistas venezolanos triunfando a nivel europeo en disciplinas diferentes al fútbol. Es el caso de Lucirio Francisco Garrido, hijo de una leyenda del atletismo venezolano.

BannerDeportes

Por:

Foto: annca / Pixabay

Por allí dicen que «Hijo de gato caza ratón» es un conocido refrán que, para la familia Garrido, pareciera muy común, ya que cada uno de sus miembros lleva en la sangre el talento para el deporte.

La gran mayoría de los guariqueños (oriundos del estado Guárico, Venezuela) los conoce, empezando por el que ha iniciado esta dinastía: Lucirio Garrido (padre), nacido en Calabozo y leyenda del atletismo venezolano.

Formó parte de la selección nacional por 15 años, convirtiéndose en uno de los mejores corredores de largas distancias de todos los tiempos.

Todos estos datos los conoce perfectamente su hijo Lucirio Francisco Garrido, quien nació un 4 de octubre de 1988. Tiene también de San Francisco de Asís su sencillez y alegría.

Él no es un corredor de largas distancias pero sí un velocista, siendo especialista en la prueba de 400 metros con vallas. Y cuando hablamos de esa prueba, se nos viene a la mente el nombre del dominicano Félix Sánchez, quien es una de sus principales inspiraciones.

Foto: @slbenfica

Lucirio, quien nació en San Juan de los Morros, ha sido miembro de la selección nacional y representado a su estado Guárico en infinidad de campeonatos nacionales.

Actualmente forma parte del Club Benfica de Portugal, donde además su contrato fue extendido hasta el año 2020. Se coronó campeón de clubes en Portugal, convirtiéndose en héroe de este triunfo al ganar de manera extraordinaria con un remate magistral en los últimos metros de la prueba de los 400 metros con vallas.

Es como un sueño, después de dos años ya pude participar en un Campeonato Nacional de Clubes de Portugal, donde ganar y aportar 8 puntos es como marcar un gol en la liga profesional. Qué gran honor aportar una victoria al @Slbenfica y participar en su novena copa consecutiva. Estoy eternamente agradecido con este club, que siempre acreditó en mí a pesar de tropiezos este mismo año. Gracias a mi familia que siempre está a pesar de la distancia.

Palabras de Lucirio en su Instagram después de ese gratificante triunfo.

Se dice rápido su palmarés e historial, pero todo es producto de un gran esfuerzo y sacrificio; su serenidad lo caracteriza en todo momento con una fortaleza que pareciera única entre los deportistas.

Pasión por la actividad física

Lo que muchos no saben es que Lucirio es profesor de Educación Física, sintiendo una gran empatía por la formación y la educación. Hoy en día está formándose como entrenador personal, algo que está alternando con sus entrenamientos y compromisos con el Club en Lisboa.

«Me estoy interesando mucho por ese mundo, con el fin de ayudar a las personas para mejorar su condición física y salud. Me lo estoy tomando con mucho compromiso, para aportar algo más a la actividad física aquí en Portugal y en mi país», afirma Garrido, para quien sin duda no es nada fácil estar lejos de su familia, pero está consciente de su condición como atleta.

Foto: cortesía de Emilio Pino

Cuando no está entrenando le gusta leer, caminar, conocer diferentes lugares y sobre todo algo muy particular: es un ferviente seguidor del «juego de Play» (Playstation): «Debo reconocer que me gusta mucho el juego de Play, es una de mis aficiones más divertidas».

Foto: cortesía de Emilio Pino

Lucirio es un personaje emprendedor, futurista en su visión, sabiendo que lo principal es ser útil. Él es un venezolano ejemplar, que aprendió todo lo necesario gracias a su familia.

Recuerdo que el año pasado Lucirio compartió con un grupo de amigos en una actividad deportiva y sin complejos alguno terminó jugando Ultimate Freesbe, dándonos a entender de su amplitud social y sencillez en todo momento.

Estemos pendientes de Lucirio Francisco Garrido; lo confirmé: «Hijo de gato caza ratón».