Alien Weaponry: metal y cultura maorí

Desde muy pequeños, estos tres músicos decidieron usar el metal para contar la historia de sus ancestros y rescatar la cultura maorí.

BannerDescubriendo música

Por:

alien weaponry maori metal
Foto: holgerheinze0 / Pixabay.

Muchas son las maneras de dar a conocer una cultura. Literatura, cine, gastronomía o… trash metal. Al menos esa fue la elección de los hermanos Henry y Lewis de Jong, junto a su amigo de la infancia, su hermano no sanguíneo, Ethan Trembath. Tres adolescentes en Nueva Zelanda con dos claros intereses: la música y sus raíces.

Pasos tempranos

En una entrevista publicada en 2014, el padre de los de Jong, Niel, cuenta que todo comenzó muy temprano. Apenas a sus 3 años, Lewis reconocía el sonido de David Gilmour en la radio, mientras escuchaban una canción de Pink Floyd. Tanto él como su hermano Henry aprendieron por su propia cuenta sus instrumentos: Lewis con la guitarra y Henry con la batería.

Así las cosas, la formación de Alien Weaponry se dio de manera muy natural. Pero los hermanos necesitaban un bajista para completar la formación. Recuerda Niel que la búsqueda fue muy poco ortodoxa: probaron a cada amigo de los hermanos que iba a la casa, hasta que vieron que el único capaz de sostener completamente un bajo eléctrico era Ethan.

Eso pasó en 2013, pero ya los hermanos tenían tres años tocando música juntos. Cuando empezaron, en 2010, Henry y Lewis tenían apenas 10 y 8 años, respectivamente. Ahora, Henry tiene 19 años. Tanto Lewis como Ethan, 17; pero cuentan con un álbum, varios sencillos, videoclips y conciertos tanto en Nueva Zelanda como en Europa y Estados Unidos.

Herencia maorí, su carta de presentación

Una de las quejas más comunes entre los países no angloparlantes es la adopción del inglés por parte de sus músicos, particularmente en los grupos de rock. No es que sea predominante, pero la muestra es relativamente amplia y tiene presencia en cada continente.

En este sentido, el caso de Alien Weaponry es muy llamativo. La lengua predominante en Nueva Zelanda, a raíz de la invasión inglesa, es precisamente el inglés. Sin embargo, ellos, fieles a sus antepasados (todos vienen de familias maorís), componen sus letras principalmente en te reo māori (la lengua maorí). Incluso una de las comparaciones más frecuentes de la banda, Sepultura, optó por el inglés como la lengua predominante en sus canciones, aunque también se propusieron rescatar parte de las tradiciones de su país, Brasil.

Hay un «problema». Los muchachos son «muy europeos». O al menos así los ven muchos de sus coterráneos, que les han criticado su insistencia en reconocerse maorís, desde la escuela. Y la cosa ha empeorado con la incipiente fama, sin duda. Pero ellos insisten y su música habla por ellos:

Una cultura guerrera

«En 1820, el gran Jefe de la Guerra del Norte, Hongi Hika, partió de Nueva Zelanda hacia Inglaterra. A su regreso, trajo consigo la palabra de Dios y cientos de mosquetes. Las cosas nunca volverían a ser iguales…».

Con ese recuento, Alien Weaponry introduce Kai Tangata (‘comer gente’), en referencia a la costumbre de guerra que mantenían algunas tribus maorís, de comerse a sus oponentes derrotados como un último insulto a sus memorias.

En particular, se refieren a las «guerras de los mosquetes», ocurridas durante el siglo XIX. Las tribus del norte, recién reforzadas con armas de fuego, invadieron y diezmaron la Isla Central del Norte (Te Arawa). Allí, los ancestros de los de Jong todavía se defendían con armamento tradicional.

Esos son los temas predominantes en las letras del grupo, respondiendo a una cultura guerrera cuya historia fue dividida en dos con la llegada de las armas modernas, aunque mantienen presente gran parte de sus tradiciones. Pero también abarcan temas más actuales, como el reconocimiento de la cultura maorí en los tiempos actuales en el país: