Análisis táctico: cómo juega el joven Ajax de Erik ten Hag

Protagonistas

Por:

Erik ten Hag tomó las riendas del Ajax de Amsterdam hace un año, un equipo histórico con jóvenes jugadores más que prometedores del fútbol holandés en particular y europeo en general. El entrenador de 48 años es uno de los más prominentes en el escenario mundial, con fundamentos deportivos considerados hoy vanguardistas. Antes de tomar las riendas del Ajax en diciembre de 2017, dirigió el FC Utrecht desde 2015, club holandés con el que logró un fútbol vistoso aun con pocos recursos en la plantilla. Su equipo jugó 109 partidos, logrando 55 victorias, 24 empates y 30 derrotas para un 50.46% de victorias en su haber. Con el Utrecht, logró el quinto puesto en la Eredivise y ganó la Copa KNVB en su primera temporada. En la 2016-2017 season, ten Hag lideró a su equipo al cuarto puesto, logrando así un lugar histórico para el club en la Europa League. Bajo este rendimiento, el entrenador holandés logra arribar al club con más historia de su país. Al cierre de esta nota, ha logrado con el Ajax jugar 45 partidos, de ellos 34 ganados, 8 empatados y 3 perdidos apenas, con un 75.56% de victorias. Una de las claves de Erik ten Hag fue la de haberse formado como entrenador en el equipo reserva del Bayern Munich entre 2013 y 2015, de donde absorbió conceptos y tácticas relacionadas con énfasis en la posesión, la presión alta y media de la cancha, y los constantes pases entre líneas, todas huellas de la influencia de Pep Guardiola durante su paso por el club bávaro. Pero quizás uno de sus movimientos más importantes como entrenador, además de los fundamentos ofensivos influidos por el catalán, es el de permitir a los jugadores elegir sus jugadas acorde al talento, que en Ajax lo tiene en demasía. Según Onefootball, el Ajax lidera la Eredivise en posesión (65%) y efectividad en el pase (85%), lo que denota un buen trato del balón así como una obsesión a la hora de tenerla. Al mismo tiempo promedia más tiros en la liga holandesa, y marca 3.2 goles por partido mientras concede apenas 0.4 tantos. Un dominio total de la liga local. Ajax suele jugar con una especie de 4-2-3-1 esta temporada, pero con matices que logran espaciar toda la cancha (una de sus ideas fundamentales) por lo que a veces se dibuja en la cancha un 4-3-3, muy a lo Guardiola por cierto. El equipo de ten Hag construye su juego ofensivo desde atrás, siendo los defensas pero sobre todo Frenkie de Jong de 21 años la pieza clave para subir y escalonar las distintas presiones del contrario. Por algo los más grandes clubes de Europa quieren al joven mediocampista.

Frenkie de Jong es pretendido por los grandes clubes de Europa. Fuente: sportnieuws.nl

Daley Blind y Matthias de Ligt, defensas centrales del Ajax, generan un rombo de pases junto con de Jong y el otro mediocampista más cercano, fuera el danés Lasse Schøne o el neerlandés Zakaria Labyad, que permiten hacer una salida generalmente limpia y con muchas opciones de pase hacia adelante. Los laterales suben con asiduidad, en especial el argentino Nicolás Tagliafico, creando un mediocampo abultado, unos 5 mientras generan el juego para acercarse a la meta, con la posesión y los movimientos entre líneas como fundamentos imprescindibles para llegar al gol. Donny van de Beek de 21 años es clave para la ofensiva en el medio, su jugador más creativo a lo hora de atacar, junto con de Jong, una combinación un tanto paradójica debido a que el último juega más atrás para trasladar el balón, como una versión más joven y holandesa de Busquets. Tanto el veterano goleador Klaas Jan-Huntelaar como el otro joven de 21 años, Kasper Dolberg, son los encargados de pivotear (sobre todo el ex Real Madrid), ganar la posición frente a los zagueros centrales contrarios y marcar goles. La velocidad y el desmarque constante de Dolberg es de preferencia para el juego vertical y creativo de van de Beek. Los jugadores que juegan por las bandas o de extremos, llámese Dusan Tadic, Hakim Ziyech o David Neres, son todos jugadores también con alta carga creativa a la hora de generar juego y llegan con facilidad a la línea de gol para marcar. Lo ideal es que, donde se encuentre el balón en el campo, los jugadores puedan triangular constantemente para generar, asimismo, superioridad numérica para generar mayores prospectos de pases y expandir los espacios vacíos en otros lados de la cancha, que serían aprovechados mediante la verticalidad y velocidad de sus jugadores más talentosos arriba. Quizá una de las mayores dificultades que tiene el Ajax de ten Hag sea el peligro de los contraataques, ya que suele ser un equipo que presiona muy arriba y con muchos jugadores buscando el error o la pierna contraria para generar una pérdida de balón contraria. La juventud de esta plantilla hace que pierda unos cuantos balones por partido, pero la velocidad y la técnica privilegiada de sus defensores ayuda mucho en este aspecto defensivo. La última vez que el Ajax estuvo en la fase de grupos de la Champions League, antes de jugar la actual temporada, fue en la 2014-2015. La última vez que pasó de esta fase, fue en la 2004-2005. Su consolidación está progreso y mostró grandes signos al pasar a los octavos de final, tras un gran partido que dejó el marcador 3-3 contra el Bayern Munich, un emocionante partido que dejó bien en alto no sólo el nombre del Ajax y sus jóvenes promesas que ya están siendo realidad, sino también el de Erik ten Hag.